6 consejos para escribir un relato de AMOR

Posted on April 14, 2016

La literatura está llena de emociones humanas. Todo lo que descubrimos a través de las páginas de un libro no es sino la vida de unos personajes que se mueven en un mundo en el que constantemente corren el riesgo de resultar heridos: una astilla que se clava en su piel, la noticia fatídica de un ser querido, el miedo al observar a un sospechosos desconocido que camina por la calle, etc. Con este post iniciamos un ciclo de tres entradas, en las que presentaremos una serie de consejos para construir relatos de amor, humor y terror, a fin de ayudar a nuestros personajes a lidiar con el romanticismo más apasionado, el miedo más tenaz y la risa floja.

Así que para empezar, vamos a sumergirnos en la narrativa de los relatos de amor. Lo primero que tienes que tener presente es que este es el universo en el que triunfa la sensibilidad. ¡Vamos, no tengas miedo, y deja que tus sentimientos más románticos afloren! Una vez superes ese obstáculo, te recomendamos que tengas en cuenta las siguientes ideas:

1. Sé sincero, al lector le fastidian los universos demasiado floridos

¡Está bien, está bien, parece una contradicción! Pero lo que en realidad intentamos decir es que no debes exagerar. No abuses del romanticismo, no intentes adaptar la historia a tus propios sentimientos, no rellenes las líneas de palabras demasiado preciosas. Si no tienes  cuidado y tacto para esto, el relato se verá muy forzado, como un grupo de actores mal pagados y sobreactuados que hacen que la escena se llene de rosas y de un colorido que generará náuseas en el lector.

2. Aprovéchate de los altibajos de la relación

Ningún romance es perfecto, y de hecho, no debe serlo si quieres mantener atento al lector. Un enamorado que cada mañana compra flores a su pareja, se pasa el día suspirando ante su foto y se comporta de forma ejemplar durante toda la narración aburrirá a tu público. No cuentes la historia del príncipe azul, escoge dos protagonistas humanos y deja que la relación fluya: con sus dudas, con sus defectos, con sus momentos de ternura y sus instantes de vacío. Las historias de amor se caracterizan porque existen contrastes.

3. No seas demasiado poético

Así como debes ser sensible para lograr que tus sentimientos puedan construir una buena historia, tienes que intentar siempre ser precavido con tus palabras. Puedes utilizar prosa poética en la medida que lo consideres, pero evita sumirte en la construcción de un lenguaje cargado de excesos. ¡Recuerda: los personajes viven contrastes emocionales en todo relato de amor!

4. No olvides jugar con la sensualidad

Somos seres sexuados, con instintos y deseos carnales. Así que no olvides tener presente este elemento cuando retrates la forma en que tu personaje ve a la persona que ama. Al fin y al cabo, se trata de acercar sus sentimientos a los del lector, y cuanto más te aproximes a su propia experiencia del amor, más fácil te resultará conectar y que se sienta identificado.

 5. El entorno también expresa emociones

Para no caer en la monotonía de que todos los sentimientos románticos se expresen a través de los protagonistas de la obra, aprovecha el escenario visual para condimentar dichas sensaciones: “En un bonito florero con girasoles una abeja hundía sus pequeñas patitas para disfrutar del aroma y la ternura de sus pétalos”.

6. Lo que se dice es tan importante como lo que no se dice

No dejes que los encuentros entre tus amantes se conviertan en una retahíla de diálogos empalagosos, porque esa técnica no conseguirá que tus personajes se amen más. Si juegas bien tus cartas, un silencio, una sonrisa o una frase entrecortada dirán mucho más que un monólogo apasionado. Si en la vida real lo que no se dice, en ocasiones, es más expresivo que lo que sí se dice, en literatura no funciona de otra forma.

.

Y así concluimos la primera parte de este ciclo. ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres darnos algún consejo más? En el artículo de la semana que viene exploraremos qué ingredientes debes incluir en el Caldero de las Brujas para permitir que de su poción burbujeante nazca un verdadero texto titánico que logre estremecer el corazón del lector. Hasta entonces, puedes empezar a practicar tu romanticismo literario en www.sttorybox.com

¡Hasta pronto!

¿Te gusta leer o escribir? Visita www.sttorybox.com, el Lugar de las Historias

Comentarios

comentarios