7 consejos si vas a lanzarte a la auto-publicación

Posted on June 4, 2015

En el momento que uno se decide por el camino de la autopublicación para su primera obra aprende gran cantidad de cosas sobre el mundo editorial que antes desconocía. Antes de comenzar este artículo quiero aclarar algo: No soy una experta en la autopublicación. Sin embargo, por suerte he cometido la locura de decidirme por esta vía para mi primer libro de microrrelatos, y eso me ha llevado a entender varias cosas que a otros autores les vendrá bien para cuando se lancen a publicar.
Toma buena nota:

1) Tu primer proyecto es solo eso, el comienzo de un largo camino. Todo autor invierte una cantidad indecente de horas en su primera obra, es nuestra obsesión hacer que ese compendio de palabras brille con luz propia. Eso nunca puede ser un error, poner ilusión en nuestros comienzos es algo fundamental para llegar al punto que deseamos. En este primer acercamiento al mundo editorial algunas personas piensan que el primer borrador de la obra (ese en el que han trabajado muy duro) es la obra final. NO. Deja ese borrador unos días y vuelve sobre el para mejorarlo. A veces las prisas por tener la obra publicada son malas consejeras, no olvides que nadie quiere ofrecer una obra de baja calidad.

2) La tarea de la edición es vital. La publicación de un libro es algo así como un matrimonio entre la historia que hemos creado y la pulcritud editorial. Es importante enviar nuestros textos a revisar por un especialista, esa persona se encargará de cualquier error ortográfico, concordancia o estructural en el que no hayamos reparado. Lo que un editor nos entrega de vuelta no es tu obra final, tu obligación es dar forma a todas esas correcciones para que mantenga la calidad y la frescura de tu texto.

3) Los lectores beta son útiles pero no infalibles. Vas a sacar tu primera obra y como no tienes un grupo de amigos y familiares que están deseando leer tu manuscrito antes de su publicación. Además a ti te viene bien para testear si tu texto gusta y localizar algunos fallos. Sin duda es muy importante esta fase de verificación pero no olvides que no tienen por qué ser representativos de tu futuro “lector medio”, no tienen porque tener la misma opinión. Lo único cierto es que cuanto más variado sean tus lectores betas mejor funcionará esta fase de pruebas. Como siempre digo, debemos tomar las opiniones como lo que son: juicios subjetivos de un proyecto artístico. Toma las partes constructivas y mejora sobre ello.

4) Por el amor de Dios, la cubierta es un elemento muy importante. ¿En cuántas ocasiones nos hemos cruzado con obras de gran calidad ocultas tras una portada de libro realmente nefasta? Un libro es un producto literario, debe ser atractivo, sugerir al lector que su compra merece la pena. Por desgracia muchas personas no pasarán de ver esa portada, así que debe ser la puerta que los introduzca en la sinopsis de tu obra. Despreciar la parte gráfica de un libro es muy poco inteligente por parte de un autor.

5) Los medios de comunicación social para tu obra autopublicada. Se trata de un elemento muy importante para los autores que autoeditan. Trata de conectar con tus lectores potenciales desde distintas vías, busca en qué lugares de internet puedes localizarlos, entérate si existen asociaciones de esa temática, trata de que conecten contigo. No cometas el error de utilizar todos los medios sociales a la vez y bombardear constantemente a todos los usuarios: debes encontrar tu lugar, no acaparar el espacio.

6) Busca tu público en las comunidades de lectura/escritura. Cuando yo publiqué mi primer libro Sttorybox aún no existía. Un canal así me hubiese venido de maravilla para conectar con autores y lectores similares a mi que pudiesen disfrutar de algunos de mis textos. Para mi hubiese sido una buena forma de ‘promocionar’ mi obra, ¿te gusta lo que lees? puedes tenerlo también en otro formato. Además habría sido un gran elemento de testeo para comprobar si el estilo gusta o si alguna parte falla. Aprovecha esta comunidad literaria, te será más que útil en tu camino hacia la autopublicación.

7) No pongas el listón demasiado alto. Voy a contar una gran verdad: la mayor parte de la gente no hace un montón de dinero con la auto-publicación de su primera obra (ni de su segunda, tercera, cuarta). Seguramente ni siquiera ese es el fin. Muchos publicamos por la necesidad de mostrar nuestros textos y comenzar una carrera como escritores. Mejorar, crecer y conocer deben ser algunas de nuestras máximas. No seas demasiado duro contigo, los éxitos se van cosechando con mucho esfuerzo, lo más importante es nunca dejar de hacer lo que realmente amamos.

25 horas al día dedicada a escribir. Periodista. La cultura y la tecnología me provocan delirium tremens, prefiero no abstenerme.

Comentarios

comentarios