9 libros infantiles censurados por motivos absurdos

Posted on February 24, 2015

¡Hola de nuevo, escritor/a!

Si la semana pasada te brindábamos una recopilación de los libros más extravagantes que uno pudiera imaginas, esta semana nos resentimos a abandonar la temática de la excentricidad, por lo que vamos a retomarla alejándonos de los autores y centrándonos, esta vez, en uno de los enemigos ancestrales de la literatura. Exacto: La Censura.

Infinidad de obras han sido prohibidas a lo largo de la historia por motivos políticos o religiosos, convirtiéndose en toda una odisea (a veces muy peligrosa) el acceso a ellas. Podríamos pasar horas rellenando una lista con esos libros, pero no es exactamente a lo que hemos venido hoy. Para elaborar nuestro ranking hemos escogido un género concreto, aquel que en principio parece más alejado de las garras de los censores pero que, tal y como comprobaremos a continuación, se encuentra más cerca de su punto de mira de los que parece: la literatura infantil.

Así que, ¡allá va! Te presentamos los 9 libros infantiles más absurdamente censurados de todos los tiempos (o al menos de los que conocemos). ¡Arrancamos!

3primerosAlicia en el País de las Maravillas”, Lewis Carroll

A pesar de que la obra de Lewis Carroll se ha visto rodeada de ciertas teorías en cuanto a su simbología, el motivo por el que el fue calificado como libro peligroso para los más jóvenes no podría ser más sorprendente. En 1931 el gobierno de un región de China prohibió las famosas aventuras de Alicia tras considerar que situar a animales y humanos al mismo nivel, comunicándose incluso en el mismo idioma, podría tener resultados desastrosos para la sociedad. ¿Qué temerían exactamente? ¿Manifestaciones masivas? ¿Rebeliones animales para hacerse con el poder? No sabemos.

“Harry Potter”, J.K. Rowling

Harry Potter, el nombre que ha llenado estanterías, salas de cine y vidas adolescentes a partes iguales también ha sufrido los entresijos de la censura por parte de, nada más y nada menos, EE.UU. La famosa saga de J.K. Rowling fue retirada de muchos colegios estadounidenses acusada de fomentar la magia negra y las prácticas satánicas.  Que todos hemos querido ir a Hogwarts en algún momento de nuestra vida, cierto, pero ¿conoces a alguien que quisiera hacerse Mortífago?

“Donde viven los monstruos”, Maurice Sendak

Parece ser que los libros de magia y fantasía no terminan de ser bien recibidos, si no que se lo pregunten a Maurice Sendak, autor de Donde viven los monstruos, que vio como su obra, por escapar un poco a los cánones, era prohibida en la década de los 60 en la mayor parte de los estados del sur de EE.UU. ¿La causa? Incentivar los sucesos paranormales y la brujería.

3segundos

“Caperucita Roja”, Charles Perrault

¿Si tuvieras que hacer una apuesta por el motivo de censura de Caperucita Roja por cual te decantarías? “Bueno, a lo mejor lo de que (¡atención spoilers!) el lobo se comiera a la abuela es algo duro”. “Tal vez Caperucita sola por el bosque no es un buen ejemplo a seguir”. Nada de eso. El suceso traumático vivido por la pequeña Caperucita no es nada comparado con el hecho de que llevara una botella de vino en la cesta que le enviaba a su abuela, razón más que suficiente para que el cuento se censurara en 2 distritos californianos.

“El Principito”, Antoine de Saint-Exupéry

Lejos de cualquier censura, El Principito tendría que ser un libro imprescindible en la estantería de cualquier niño (o, más bien, de cualquier adulto). No obstante, en 1976 la entrañable obra de Antoine de Saint-Exupéry fue añadido a la lista de libros peligrosos en Argentina tras el golpe militar, por 2 motivos que compiten entre ellos en absurdo: fomentar la imaginación excesiva y la búsqueda de amigos (prácticas, por lo visto, opuestas a los mecanismos de control del gobierno del momento).

“El Lórax”, Dr. Seuss

Por lo visto, California no es el lugar más indicado para probar suerte si lo tuyo es el género infantil, porque de nuevo protagoniza otro de los motivos más extraños de censura de esta colección. En este caso, la obra afectada es El Lórax, una inocente fábula escrita por el estadounidense Dr. Seuss que en 1988 causó controversia en un distrito escolar por ser considerada como “excesivamente ecologista”. Y ya está. Desde luego, se ha ganado a pulso su presencia en ese post.

3terceros

“El maravilloso mago de Oz”, Frank Baum

“Otra vez apología a la brujería” estarás pensando, pero no. El motivo por el que, en 1928, El maravilloso mago de Oz desapareció de las bibliotecas de Chicago fue la “influencia negativa” que constituía al presentar a personajes femeninos ocupando roles de alto cargo. Solo ligeramente excusable por la época. ¿Habrían aceptado entonces una “versión corregida” que suprimiera a las Brujas del Este/Oeste/Norte y Sur?

“Winnie Pooh”, A. A. Milne

El pobre Winnie y sus pequeños compañeros han recibido toda clase de argumentos a la hora de justificar su censura, como que los animales parlantes son blasfemos, o que algunos de sus personajes constituían una ofensa religiosa. Ha llegado a ser retirado de algunas escuelas en Reino Unido, Turquía y EE.UU. No obstante, el motivo que más nos ha impactado y que nos vemos obligados a destacar es la prohibición de su lectura porque el personaje de Winnie “hace apología del nazismo”. Y dicho esto te invitamos a que mires la foto de portada que te dejábamos más arriba y te preguntes: ¿De qué Winnie hablaban ellos?

“¿Dónde está Wally?”, Martin Handford

Y después de este censurable recorrido, solo nos falta ÉL, nuestro favorito, la obra con el pretexto para ser censurada más interesante de todas. ¿Quién ha ganado? Pues, curiosamente, el único libro de la lista que no es de literatura: ¿Dónde está Wally?la divertida serie creada por Martin Handford con el único objetivo de encontrar a un diminuto Wally, vestido a rayas, entre la multitud. ¿Quién no se ha dejado los ojos buscando a  Wally? Si crees que alguna vez te lo has tomado demasiado, no será nada comparado con como de serio se lo tomaron en algunas bibliotecas de Michigan y Nueva York. Explorando uno de los volúmenes miniatura a miniatura encontraron que una de ella representaba a una mujer haciendo topless en la playa. A tamaña microscópico y toscamente dibujado, pero una amenaza moral en cualquier caso, parece ser. Nuestros respetos a Wally, se los ha ganado.

 

¿Quieres contarnos qué te ha parecido este post? ¿Añadir algún otro libro a nuestra lista? Entonces no te quedes con las ganas y déjanos un comentario o todos los que tú quieras. Y por cierto… ¿Sabes donde no hay censura, puedes escribir libremente y están locos por leerte? Eso es, aquí mismo, en Sttorybox.

Soy algo que redacta, cuenta historias, y hace cosas con imágenes. Preferentemente divulgativas. A poder ser, sobre comida.

Comentarios

comentarios