Aprender a escribir X: Planificar tu historia – Tratamiento

Posted on January 9, 2015

La semana pasada te introduje la estructura en tres actos, que ha ejercido como piedra angular de la narrativa tradicional durante siglos de historia y que aún hoy se utiliza como modelo básico a la hora de escribir un relato típico. El ser humano es en cierto modo un animal de costumbres, y siglos de tradición no pueden eliminarse e ignorarse sin generar desconcierto en el lector medio. Como lectores y espectadores hemos sido predispuestos a apreciar esa estructura elemental como el modelo a seguir recibiéndola a través del consumo de incontables obras de ficción desde la infancia. Somos capaces de identificar inconscientemente cuándo un relato no cumple con sus directrices.

No obstante, la narrativa también ha evolucionado durante todos estos siglos y ha formulado nuevos planteamientos. Un esquema de tres actos no siempre es suficiente, especialmente en el caso de la literatura. Una obra literaria compleja, plena y completa cuenta con su propio ritmo y estructura interna que incorporan muchos más elementos a la estructura básica. La extensión de una obra literaria puede alcanzar límites considerables, a voluntad del autor, por lo que resulta inevitable ser testigo de cómo los tres actos se espacian demasiado entre sí dentro de un relato de tanta longitud. Salta a la vista que deben añadirse nuevas subdivisiones, nuevos actos que recojan la cantidad ingente de material y dispongan correctamente los giros narrativos.

Por eso cada obra requiere un trabajo profundo de organización a todos los niveles de tal manera que cada evento y personaje tenga su momento y sitio dentro de la historia. Cuando tengas dispuestos los cimientos elementales de tu obra, los tres actos, será momento de añadir, ampliar y tratar cada una de las estancias adicionales minuciosamente para mantener el ritmo de la narración.

Los resúmenes son imprescindibles a priori y posteriori. Tu libro puede contener decenas de capítulos, y es necesario mantener un seguimiento de los mismos para no dejar ningún cabo suelto. Trabaja en esta tarea de forma libre, pero hazlo.

¿Para qué sirven los resúmenes?

Realizar resúmenes antes de escribir el capítulo es una tarea reflexiva cuyo objetivo es ayudarte a elaborar tu tarea. Tienen la siguiente misión:
-Especificar de forma ordenada los hechos a incluir.
-Especificar los personajes importantes que aparecen y si su arco individual evoluciona.
-Especificar la misión del capítulo, es decir, cuál es su papel dentro del conjunto de la trama.
-Especificar el sentido del capítulo, es decir, las emociones en juego dentro del mismo.

Por su parte, realizar o revisar el resumen del capítulo a posteriori sirve para comprobar si has cumplido los puntos anteriores. Se trata de una tarea de repaso y de mejora del material obtenido hasta entonces, ideal para esos momentos en los que sientes que algo falta al capítulo para ser perfecto.

¿Pero cómo es el resumen en sí? El criterio de cada cual es válido. No obstante, en narrativa, especialmente en guión cinematográfico, se utiliza una herramienta llamada Tratamiento que bien puede servir para nuestros propósitos.

El Tratamiento consiste en realizar un registro de los hechos de toda la historia antes de comenzar a escribirla pero ignorando los diálogos, centrándose en la descripción de la situación y del subtexto de la escena. En resumidas cuentas, es un estado primitivo del relato, sin haber sido todavía objeto de elaboración y de arte, ya sea cinematográfico o literario.

Ejemplo

Cómo no, vamos a utilizar un ejemplo del tratamiento de un capítulo. Sigamos con “El hobbit” como sujeto de análisis, en este caso su primer capítulo. Imaginemos que Tolkien en algún momento determinado hubiera realizado un escueto tratamiento del primer capítulo de este libro. Tal vez podría haber sido una cosa parecida a lo siguiente.

El Hobbit, capítulo 1: Una tertulia inesperada.

“La historia comienza con el protagonista, el hobbit Bilbo, fumando tranquilamente en la puerta de su agujero-hobbit, contemplando el bucólico paisaje de la Comarca en su día libre. Los hobbits son criaturas de aspecto humano, de la mitad de altura de un hombre, pies peludos y adoradores de un tipo de vida agreste y tranquila.
El mago Gandalf aparece subiendo el camino a la casa de Bilbo y se entrevista con él. Gandalf le comenta que está buscando a alguien para vivir una aventura. Bilbo reacciona con una mezcla de sorpresa y pudor porque La Comarca es el último lugar del mundo donde podría encontrarse un aventurero. Para un hobbit, embarcarse en aventuras supondría perder su reputación. Bilbo despacha al mago con educación pero evidente disgusto por las intenciones del mago, que no son adecuadas en aquellas tierras. Tiene que percibirse cómo Gandalf se dirige a Bilbo sarcásticamente y cómo juega con él, siendo el mago conocedor de la que le tiene preparada al acomodado e indolente hobbit, que no sabe la que le espera. Cuando Gandalf se marcha, deja antes una marca en la puerta de la casa de Bilbo.

A la noche, Bilbo prepara la cena para despedir un día más en su vida alejada de preocupaciones, cuando llaman inesperadamente a la puerta. El visitante es un enano. Bilbo está tan desconcertado como temeroso de lo que pueda ocurrir, pero su educación le obliga a ser hospitalario con él. El problema se acentúa cuando más enanos llegan a la casa hasta juntarse toda una compañía de trece de ellos acompañados por Gandalf. Todo había sido planificado por el astuto mago. Bilbo es sobrepasado por el carácter confiado y audaz de los enanos, que pronto se apropian de la cocina y toda la comida, abusando de la hospitalidad del hobbit.

Thorin, el líder de los enanos, desvela el motivo de la reunión. Los enanos y Gandalf están planificando la misión de recuperar el tesoro de Erebor, el antiguo reino enano bajo la montaña, que fue atacado y tomado por el terrible dragón Smaug. Los enanos dan paso a una velada solemne donde recuerdan la gloria del reino perdido y de su riqueza, así como la noche del terrible ataque del dragón. Bilbo siente en su interior cómo se le inflama el corazón con sus canciones y sus narraciones.
Hay algo más, Gandalf posee un mapa y una llave que pertenecieron al padre de Thorin y que se corresponden con una puerta de entrada secreta a la montaña. Todo está dispuesto. Solo falta añadir un miembro más a la compañía: un saqueador.

Bilbo insiste en que será difícil encontrar en los alrededores a alguien dispuesto para el trabajo. No comprende que él es la persona elegida por los enanos para desempeñarlo, por recomendación de Gandalf.

Esta proposición es chocante para el apacible hobbit, que siente nauseas al pensar en llegar más allá del camino que parte desde su puerta. No importa el contrato, ni la promesa de una parte generosa de un tesoro. El es un hobbit de Bolsón Cerrado y así debe ser. Pero las dudas y burlas de los enanos terminan por herirle el orgullo. Comienza a recordar las leyendas familiares y a pensar en demostrar su valía. La velada termina y los enanos, Gandalf y Bilbo se marchan a dormir.

El segundo capítulo comienza con Bilbo despertando y encontrando que todos los enanos se han marchado. Solo el mago Gandalf se mantiene en la casa con una carta en la mano firmada por Thorin. En ella le solicitan a Bilbo que acuda a las afueras de la aldea si realmente quiere unirse a la compañía. Bilbo deja de lado por fin sus dudas y abandona su casa a la carrera, sin apenas tiempo para hacer el equipaje, olvidando incluso su pañuelo, del que es inseparable.”

Este tratamiento del capítulo nos ha permitido lo siguiente:

-Resumir de forma ordenada y sintetizada los eventos que suceden dentro de un capítulo, para comprobar todo lo que tendremos que desarrollar en profundidad dentro del mismo a la hora de escribirlo.
-Enumerar los personajes protagonistas del capítulo y en que sentido están involucrados con los hechos, externamente e internamente.
-Designar la función del capítulo dentro de la trama. En este caso, este capítulo presenta la historia, los personajes y la meta principal.
-Designar el sentido del capítulo: esto es, cómo Bilbo Bolsón comienza su transformación de tendero inofensivo a gran saqueador. Eso es lo que realmente se quiere transmitir.

No dudes en valerte de esta herramienta u otras similares para conseguir elaborar guías y una buena organización que, te aseguro, te ahorrarán mucho trabajo y tiempos muertos a la hora de escribir. Tampoco dudes en compartir con nosotros tus historias en sttorybox.com :)

Amante de las letras profesional y escritor amateur. Comparto mi idilio con la literatura en sttorybox.com

Solo soy infiel a la escritura cuando me cruzo con el maravilloso mundo del cine y el dibujo.

Comentarios

comentarios