Aprender a escribir III: El Conflicto

Posted on October 18, 2014

Cuando alguien se decide por fin a escribir su propia historia, en ocasiones se ve embargado inicialmente por un gran ánimo generado por una idea espontánea que suena infalible y parece contener la fórmula del éxito inmediato. Este escritor novel piensa por tanto que la inspiración está de su parte y que la tarea va a ser coser y cantar.

Desgraciadamente, el espejismo se difumina en cuanto transcurren unos pocos minutos ante el ordenador o el papel. Lo que parecía ser un gran planteamiento no termina de cuajar, o cuando comienza a desarrollarse es difícil encontrar una continuidad al relato. También puede ocurrir que sobre el papel nos demos cuenta de que no tiene gancho efectivo.
Esto suele suceder porque movidos por impulsos perdemos fácilmente de vista lo esencial, lo que una historia es en su forma más básica.

A la hora de definir el concepto de historia me gusta recurrir al término que se utiliza en cinematografía, concretamente por David Trottier en su “Biblia del Guionista” y por otros antes que él, puesto que este planteamiento es universal:

-La historia es conflicto. El conflicto es una lucha entre dos partes involucradas: el protagonista y su antagonista. Ambos tienen un deseo, una meta, que es incompatible con el deseo del contrario, y de ahí surge el enfrentamiento.

El conflicto no debe ser entendido únicamente como una pelea física y literal entre dos fuerzas. Incluso en ocasiones no existe un objeto material en disputa, sino algo que responde a una dimensión interior. Tienes que entender rápidamente que un conflicto puede ser externo (por ejemplo: conseguir un tesoro), interno (por ejemplo: superar una fobia o mejorar como persona) o una combinación de ambos.

Pero lo que el conflicto plantea especialmente es un desequilibrio, el final del mundo que el protagonista ha conocido hasta entonces. Este reacciona y la historia se dedica entonces a narrar cómo el protagonista actúa para restituir su mundo o para sobrevivir al nuevo entorno hostil. Esta lucha es siempre progresiva y se complica a medida que los hechos se suceden hasta llegar al clímax final.

Vamos a entender esto claramente con un ejemplo. En la novela “El Don apacible”, escrita por Mijaíl Shólojov, se narra la historia de Grigori Melejov, un joven que vive en una aldea cosaca típica a orillas del río que da nombre al libro.
Grigori es un adolescente travieso acercándose a la madurez. Vive de manera tranquila y feliz en la aldea cosaca donde la vida se reduce a cuidar el ganado, sembrar la tierra y recoger sus frutos. Su entretenimiento favorito es seducir a Axinia, la esposa de uno de sus vecinos, la cual sucumbe poco a poco ante su pretendiente. Este romance no tarda en traer problemas a sus protagonistas.
La gran conmoción llega con el estallido de la Primera Guerra Mundial. Grigori es llamado a filas para luchar en el ejército ruso y a partir de entonces sus esfuerzos van dirigidos a sobrevivir a los horrores de la guerra para volver a ver a Axinia algún día.

Por si fuera poco, la historia continúa a lo largo de la Revolución bolchevique. La situación política en Rusia es insostenible y se desata la Guerra Civil. En el plano personal, Grigori es comprometido con otra mujer de la aldea por deseo expreso de sus padres.

Analicemos pues la naturaleza del conflicto en esta obra:

-Al principio Grigori vive en equilibrio, siguiendo una vida apacible en su aldea y sin sufrir grandes problemas. Se introduce un conflicto externo que aún no es profundo, pero que será el principal motivo y la meta del relato: conseguir el amor de Axinia. Los antagonistas en la consecución de este deseo son el esposo de Axinia, la propia Axinia y los padres de Grigori, que no aprueban la actitud de su hijo.

-Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, el equilibrio del mundo de Grigori se termina de verdad. Es obligado a abandonar su hogar y a Axinia para combatir en el frente. La guerra es al mismo tiempo un conflicto interno y externo. Por un lado Grigori desea sobrevivir y volver a casa, la parte externa del conflicto. Por otro lado, Grigori experimenta atrocidades en el campo de batalla que los transforman de forma inevitable. Deja de ser el joven feliz y despreocupado que era para ir convirtiéndose en un hombre que se percata de la dura realidad de la vida. Es la parte del conflicto que es interna, el cambio en la personalidad de Grigori. El antagonista en esta situación es la guerra como destructor de la inocencia y del hombre.

Nota cómo este conflicto provocado por la Gran Guerra está relacionado y potencia el conflicto y la meta inicial: la relación con Axinia. Grigori quiere sobrevivir para volver con ella y no abandonarla nunca. El amor que siente por ella ya no es una travesura ni un capricho, sino una auténtica necesidad de su corazón, está en un nivel superior.

Estos dos conflictos, el romance con Axinia y la inestabilidad política de Rusia que pone en peligro a todos, lejos de mitigarse, se acentúan. La Primera Guerra Mundial da paso a la Guerra Civil y toda esperanza de mantener su romance con Axinia se complica cuando Grigori es obligado a casarse con otra muchacha del pueblo a la que no ama. Las complicaciones se acentúan.

Este ejemplo tan sencillo viene a ejemplificar rápidamente el esquema básico de una historia y su conflicto: Hay un personaje que tiene un deseo ineludible. Su meta se ve obstaculizada por sus rivales y por el fin del equilibrio en su vida. A partir de entonces todas sus acciones van dirigidas a conseguir satisfacer su deseo hasta las últimas consecuencias sorteando cada vez adversidades más complicadas en una relación de conflicto.

El día que te sientas con ánimo de escribir tu propia historia, antes de nada, establece claramente estos puntos. No se trata de recoger todo absolutamente y no dejar nada a la inspiración y la improvisación. Se trata de averiguar qué quieres contar. La escritura es un camino tortuoso y realmente oscuro que necesita de una luz que aunque pequeña, guíe tus pasos firmemente hasta el final. Me gusta la frase que resume toda historia como la oportunidad de ver a alguien teniendo problemas.

Prueba a plantear una historia con sus personajes, metas elementales y conflicto y no dudes en compartirla con nosotros en Sttorybox.

Amante de las letras profesional y escritor amateur. Comparto mi idilio con la literatura en sttorybox.com

Solo soy infiel a la escritura cuando me cruzo con el maravilloso mundo del cine y el dibujo.

Comentarios

comentarios