Guinness Literarios: Los 6 récords más curiosos del mundo de las letras

Posted on March 24, 2015

¡Hola de nuevo, querido escritor!

Bienvenido una semana más a nuestro pequeño rincón de rankings literarios. Desde luego, y teniendo en cuenta la larga trayectoria que estamos configurando semana tras semana, está quedando más que demostrado que lo inverosímil y extravagante van de la mano, siempre que lo desean, de nuestro amado arte del verbo. Pero, como no nos cansamos de dar muestras de ello ni de poner a prueba el potencial pintoresco de todos los amantes de la literatura, esta semana volvemos de nuevo a la carga con más curiosidades que mostrar.

¿Y de qué trata el post de hoy? Puesto que ya habrás leído el título, poco nos queda por revelar: efectivamente, la entrada de hoy va dedicada a aquellas personas que ostentan, a día de hoy, los títulos más llamativos relacionados con los libros. Después de una concienzuda investigación, hemos extraído de los pozos de Internet los que son, para nosotros, los 6 récords más curiosos del mundo de las letras. No nos gustaría hacerte esperar más así que prepárate, ten cerca tus gafas de cerca y de lejos (pues necesitarás ambas) y acompáñanos en este recorrido. ¡Adelante!

El libro de tamaño más pequeño: “Teeny Ted from Turnip Town”

¿Has tenido alguna vez una de esas ediciones en miniatura de los cuentos clásicos de la literatura? Pues si eso te parecía pequeño, debes saber que no es nada comparado con la obra que ostenta el título de “libro más pequeño del mundo”. Se trata de Teeny Ted from Tirnip Town, un microscópico volumen creado por los hermanos canadienses Robert y Malcolm Chaplin. De 30 páginas de extensión, la historia de Ted mide 70 x 100 micrómetros y solo puede ser leída con un microscopio electrónico de por medio. Parece que las gafas de cerca no van a ser servir para esto.

El libro más grande publicado: “El Principito”

Viajemos ahora a las antípodas de los libros de tamaño inusual para hablar de una obra que todos recordamos con cariño y, en concreto, de una edición muy especial. Estamos hablando de El Principito, que en 2007 fue presentada por una editorial brasileña literalmente a lo grande, con motivo de la XIII Feria bianual del Libro de Río de Janeiro. La obra en cuestión mide nada menos que 2×3 metros y presume de tener todavía el Récord Guinness en su categoría. No es precisamente lo que se dice una obra de bolsillo. ¿Te animas a llevártelo al metro? 

La mayor colección de marcapáginas: Frank Divendal

¿Qué habría sido de esta lista sin una colección destacable entre sus miembros? Por supuesto, no podía faltar, motivo más que suficiente para que  el neerlandés Frank Divendal protagonice el ecuador de nuestro ranking. Se trata del poseedor de la colección más grande del mundo de marcapáginas. En materia de cifras, Divendal poseía en el momento del registro del récord, 2010103.009 ejemplares, que fue reuniendo, conservando y organizando durante casi 20 años. Si te preguntas si hay un favorito entre todos ellos la respuesta es sí, curiosamente, y a pesar de su extenso y variado tesoro, uno hecho de papel. 

El efecto dominó de libros más extenso: United Biscuits, Reino Unido

Dado que se hacen con cualquier cosa, los libros no podían ser menos y, por lo tanto, cuentan también con su propio efecto dominó y su correspondiente récord. En este caso, lo tiene la compañía alimenticia United Biscuits, que organizó hace menos de un mes un evento para llevar a cabo la exhibición en West Berkshire, Reino Unido. La cadena se constituyó con más de 5000 ediciones del Libro Guinness y se convirtió en un auténtico éxito.  ¿Quieres ver el resultado? Aquí lo tienes :)

El mayor homenaje deportivo a la literatura: Ian Young y Arthur Conan Doyle

¿Te apetece homenajear a tus autores favoritos de la manera más original posible? En ese caso, tal vez te interese superar la marca de Ian Young. Éste gran fan de Arthur Conan Doyle y las aventuras de Sherlock Holmes decidió que la mejor manera de expresar su devoción por estas obras sería correr una maratón de más de 4 horas, pero disfrazado del célebre detective inglés. No tenemos constancia de que exista esta categoría en los Guinness, pero si estás dispuesto a ser el próximo líder literario del running, avísanos y nosotros mismos les llamaremos.

El retraso más largo en la devolución de un libro:  Robert Walpole

Y vamos, por último, con nuestro favorito, el récord que se ha ganado el podio de esta lista: el retraso más largo en la devolución de un libro de la historia. Y aunque puede que alguna vez hayas creído que eras tú quien ostentaba ese título, prepárate para cambiar de opinión para siempre. Por lo visto, el préstamo del libro en cuestión se realizó  en 1667 al coronel británico Robert Walpole, pero la devolución no se efectuó, atento, hasta 288 años después. En 1955 el profesor Sir John Plumb lo llevó de vuelta a su biblioteca del origen. Nos imaginamos que la sanción impuesta durará el resto de la eternidad.

¿Te ha gustado este post? ¿Quieres compartir con nosotros algún otro récord literario gracioso que hayas escuchado por ahí? Ya sabes, déjanos un comentario y estaremos encantados de leerte. No obstante, si lo que realmente te apetece es vencer tus marcas personales como escritor, ya sabes que en Sttorybox estamos listos para ver como te superas a ti mismo. ¡Hasta la próxima!

Soy algo que redacta, cuenta historias, y hace cosas con imágenes. Preferentemente divulgativas. A poder ser, sobre comida.

Comentarios

comentarios