6 historias de amor inolvidables de la literatura

Posted on November 2, 2016

¡Oh, el amor! Ese tema tan delicioso y fantástico de saborear que nos ofrece la literatura. El escritor argentino Jorge Luis Borges solía decir que el amor es uno de los temas con mayor referencia en la literatura universal. De hecho, como aficionado a la escritura, seguro que alguna vez has afrontado el reto de crear una historia de amor de tu propio puño y letra. Se trata de un elemento imprescindible en todo libro, por lo que no es de extrañar que, si nos ponemos a pensar, acudan de inmediato a nuestra mente decenas de parejas literarias icónicas y memorables, que conquistaron y nos rompieron el corazón a partes iguales. Hoy queremos rendirle homenaje a 6 de esas grandes parejas de la literatura, romántica o no, que aún hoy siguen dejado huella. ¿Qué es lo que las convierte en verdaderamente inolvidables? ¡Vamos a ello!

Amores literarios: nuestros 6 favoritos

Romeo y Julieta

Si alguna vez le has prometido a tu pareja que la amarás tal y como Romeo amó a Julieta, quizá deberías medir tus palabras. Porque, a pesar de lo apasionado que pueda resultar, fue el amor el que condujo a la muerte a ambos personajes. Como seguramente ya sepas, su historia se ambienta en el siglo XVI, y narra como los amantes le hacen frente, en nombre del amor, a la rivalidad existente entre sus familias.

Los familiares de ambos mantienen una guerra sin tregua, y el amor entre Romeo y Julieta es como una flor que crece en medio de las cenizas. Aquí viene el SPOILER: si todavía no has leído el libro, no leas el párrafo siguiente y salta a la otra pareja ;)

Lo cruel viene cuando, en un intento de consagrar su amor, Julieta finge su muerte para eludir el poder de sus padres. Este hecho confunde a Romeo, quien decide suicidarse al creer a su amada muerta. Lo “tragicómico” sucede cuando Julieta despierta y, conmocionada por el dolor, toma la misma decisión, uniéndose para siempre a Romeo en un trágico destino.

Ulises y Penélope

La relación de esta pareja pone sobre la mesa lo que representa la lealtad y fidelidad de una mujer a su marido. La historia de Homero narra como, después de la guerra de Troya, Ulises comienza el viaje de regreso a su hogar. No obstante, dicho viaje se prolongará durante diez años a causa de toda suerte de aventuras.

Durante todo este tiempo, la devota Penélope se dedica a tejer un sudario, con la excusa de que no aceptará a ningún pretendiente hasta que no termine de crearlo (aunque como excusa, es algo sospechosa). Finalmente, cuando Ulises regresa a casa, abate a todos los pretendientes que buscaban el amor de su mujer y se reencuentra con Penélope. Aunque el ideal romántico haya cambiado (no nos olvidemos de que fue “La Odisea” fue escrita en el siglo VIII a.C), los grandes clásicos nunca se olvidan.

Don Quijote y Dulcinea del Toboso

Aunque se trata de una de las parejas más complejas de la literatura, es, a su vez, la más apasionada y cómica. ¿A qué se debe dicha complejidad? La razón es muy sencilla: la relación entera entre Don Quijote y Dulcinea no existe más allá de la alocada imaginación del hidalgo.

La Dulcinea que Don Quijote tiene en su cabeza es una mujer elegante y bella, que dista mucho de parecerse a la verdadera “Dulcinea”, una campesina poco agraciada que responde al nombre de Aldonza Lorenzo. El amor idealizado y ciego en su máximo exponente, desde luego.

Ron y Hermione

¡Cómo no! En nuestra lista de romances inolvidables también hay espacio para el mundo de la hechicería. Los grandes amigos del famoso Harry Potter, Ron y Hermione, logran establecer una relación sentimental bastante fuerte y compleja, forjada a lo largo de los años (y sin ayuda de pócimas y encantamientos).

Aunque en los primeros libros no se insinúa nada al respecto entre ambos, con el paso del tiempo las peleas entre la pareja se van haciendo cada vez más constantes y sospechosas. Conforme los personajes van madurando, su vínculo y amistad se transforman en algo más intenso y sentimental. ¿Cómo olvidar a una pareja con la que toda una generación ha crecido?

Arwen y Aragorn

Esta es una de las relaciones sentimentales más icónicas de todos los tiempos. Describe la relación entre un mortal del mundo de la Tierra Media y una elfa de sangre inmortal. Se sabe que para permitir esta unión, Arwen debe renunciar a su inmortalidad, renuncia que está más que dispuesta a aceptar con tal de poder estar a su lado.

Además de ello, este romance se enmarca en un escenario realmente desolador: la sombra de Sauron resurge, y su poder se expande de nuevo por el mundo. A pesar de ello, el de Arwen y Aragorn es un amor que sobrevive en medio de la guerra.

¡Por cierto! Para el año 2017, se espera la publicación de un libro archivado de Tolkien que describe una relación similar a la de esta épica pareja con profundidad, por lo que ya puedes ir haciendo hueco en tu estantería.

El Cantar de los Cantares

Incluso si eres ateo, deberías tomarte el atrevimiento de leer la relación de la pareja de “El Cantar de los Cantares”. Aunque nunca llegamos a conocer bajo sus nombres propios a los protagonistas, este libro bíblico describe con hermosos y magistrales poemas la relación existente entre un pastor de ovejas y una sulamita. La historia narra la búsqueda que realizan ambos en su afán por amarse y poseerse, a pesar de las distancias que los separan.

El romance de “El Cantar” es tan representativo que muchas parejas que contraen matrimonio por el rito de la religión católica suelen seleccionar fragmentos de estos versos para leerlos durante la ceremonia.

Estas son solo seis, pero sabemos que hay cientos de historias de amor que quedan enterradas en lo más profundo de nuestras almas de lector. ¿Cuál recuerdas tú con mayor cariño? ¡Cuéntanos!

Soy algo que redacta, cuenta historias, y hace cosas con imágenes. Preferentemente divulgativas. A poder ser, sobre comida.

Comentarios

comentarios