Los 6 peores (o mejores) villanos de la Literatura. ¿Con cuál te quedas?

Posted on May 26, 2015

¡Hola de nuevo, escritor! ¡Pasa, pasa!

Bienvenido a nuestra tradicional cita semanal, que hoy más que nunca tiene lugar en el lado oscuro. Y no porque vayamos a apagar las luces y concedernos un poco de intimidad, sino porque hoy vamos a hablar de aquellos personajes que se quedan siempre al margen de todo halago y reconocimiento, pero sin los cuales nuestras historias favoritas nunca habrían tenido lugar: los grandes villanos de la Literatura.

Reconozcámoslo: ¿Quién no ha sentido auténtica inquietud ante la aparición repentina de esos antagonistas, carentes de moral, tras ver como torturaban a nuestros personajes favoritos página a página? Y es que odiarlos, temerlos y desear arrancar las páginas en las que aparecen son motivos más que suficientes para comprender que, sin ellos, nuestros héroes no serían nada. Así pues, hemos decidido rendirles homenaje con el post de hoy. Tras hacer un repaso de nuestro recorrido literario personal y poner nuestras impresiones en común, hemos elaborado una lista que podríamos titular “Los 6 peores (o mejores, según se mire) villanos de la Literatura según Sttorybox”. ¿Cuál de ellos es el último con el que te gustaría cruzarte?

6. Cthulhu, Lovecraft

Si algo se le debe reconocer a Lovecraft, entre otras muchas cosas, es su genialidad a la hora de crear personajes que inspiren auténtico terror. Por tanto, su presencia en nuestra lista estaba más que confirmada. Aunque la decisión no ha sido nada fácil, hemos llegado a la conclusión de que Cthulhu es nuestro villano lovecraftiano favorito. Está enigmática criatura hace acto de presencia en obras como “Las Montañas de la Locura” o “La llamada de Cthulhu” y se define como un ser mitológico anterior al tiempo de los hombres y originario de una realidad alternativa. Es apariencia es realmente aterradora: 10 km de alto, cabeza de calamar, cuerpo cubierto de escamas y capacidad para cambiar de forma. Al proceder de otro espacio temporal, el contacto de Cthulhu con el mundo humano sería completamente devastador. Y su objetivo, como no, es solo uno: acabar con la raza humana y gobernar sobre nuestro planeta, misión para la que espera pacientemente escondido en el fondo del océano.

5. Milady de Winter, A. Dumas

Como representante femenino del legado literario del mal hemos escogido el célebre personaje del escritor Alexandre Dumas Milady de Winter. Alejándose de la brutalidad y la apariencia feroz de personajes como Cthulhu, Milady es toda una profesional en el arte del engaño y la manipulación: gracias a su belleza y su apariencia angelical conquista el corazón de D´Ártagnán y consigue salir impune de muchos de los altercados en los que se ve metida en su lucha a favor del Cardenal Richelieu por su ascenso al poder. No obstante, tras ese rostro de no haber roto nunca un plato se esconde uno de los personajes más despiadados, ambiciosos y fríos de toda la obra. Si quieres confirmar lo que aquí te contamos solo tienes que leer “Los tres mosqueteros” y comentarnos tus conclusiones.

4. Aarón el Moro, Shakespeare

Vamos ahora con Shakespeare, otro gran modelo a seguir en lo que respecta a la creación de antagonistas. Aunque la oferta es, de nuevo, muy variada, nos quedamos con un personaje conocido como “Aarón el Moro” perteneciente a la tragedia del dramaturgo inglés “Tito Andrónico”. Aarón es un joven esclavo capturado por el general romano Tito Andrónico (quien da nombre a la obra). Como es de esperar, Aarón no le profesa, precisamente, mucho aprecio al general y planea su venganza desde el momento en el que es apresado. Podríamos considerar que dicho propósito es, hasta cierto punto, relativamente comprensible, si no fuera porque al personaje creado por Shakespeare se le va un poco de las manos eso de ejecutar actos vengativos. Tras destrozar por completo a la familia de su némesis, Aarón se descubre como un personaje totalmente desprovisto de escrúpulos, moral o arrepentimiento. Una de esas personas con las que es mejor no meterse.

3. Lord Voldemort, J.K. Rowling

¡Sí! Si le estabas esperando, aquí está. Porque en una lista de malos de verdad no es posible olvidarse de ese temible mago que a más de uno nos ha acompañado durante toda nuestra infancia. Tom Riddle, “Quién-tú-sabes” o Lord Voldemort (el número de nombres de un villano debe ser directamente proporcional a su maldad) es, sin duda, uno de esos antagonistas que ya tiene asiento fijo en la historia de la Literatura. Revivamos, así en términos generales, por qué: se convierte en un líder de la magia oscura y forma su propio ejército, jura destruir al único mago que le venció a pesar de ser solo un niño, divide su alma para ser prácticamente inmortal (siendo pionero en la técnica, por cierto), tortura y asesina a un número incontable de víctimas, traiciona a sus seguidores y, por si fuera poco, es un poquito racista (recordemos aquello de “sangre sucia”). Un verdadero ejemplo a seguir si quieres convertirte en un genio del mal.

2. Pennywise o “It”, S. King

¿Y qué gran nombre del género del terror ya se echaba en falta por aquí? Por supuesto, Stephen King. Y de todos los personajes inspiradores de pesadillas creados por el autor norteamericano, consideramos que Pennywise, más conocido “It”, se lleva el primer premio, principalmente por ser responsable de convertir la inocente figura cómica de un payaso en la personificación del miedo. “It” es una criatura sin forma física concreta que habitualmente se viste de colores para torturar a los niños, asesinarlos y alimentarse de su miedo. Además, Pennywise tiene la capacidad de adoptar la forma de aquello que inspira mayor temor a sus víctimas. Al parecer, su origen es extraterrestre y su presencia en la Tierra se remonta a muchos años atrás, tiempo durante el cual It se ha mantenido al acecho entre cacería y cacería. Desde luego, un personaje bien recordado por todos aquellos que han experimentado un encuentro (ficticio, claro) con él.

1. Sauron, Tolkien

Y aquí está, como habéis podido leer queda desvelado el nombre del villano que, desde nuestra humilde opinión, hemos calificado como más temible de todos: Sauron, el gran antagonista de la trilogía de “El Señor de los Anillos”. Y es que no sabemos qué le ocurriría a Sauron durante su infancia que justifique tal despliegue de maldad y devastación por toda la Tierra Media, pero sería interesante conocer su versión. Desde su inquietante forma, un ojo constantemente vigilante, hasta su negativa influencia en todos los seres del universo de Tolkien, Sauron es completamente letal. Muy pocos escapan al poder de corrupción del anillo y nadie puede intentar destruirlo sin prácticamente entregárselo en bandeja (de hecho, el único sitio en el que puede ser eliminado está justo debajo de su casa). Para nosotros ha ganado.

 

Muy bien, lector, ahora es tu turno. ¿Cuál es el villano que más te ha hecho sufrir a lo largo de tu trayectoria como aficionado a la lectura? Déjanos un comentario y cuéntanoslo, ya sabes que estaremos muy atentos a tu respuesta. Y si después de esto lo que te apetece es combatir el mal, construye tu ejército de héroes con nosotros en Sttorybox, el Lugar de las Historias. ¡Te estamos esperando!

Soy algo que redacta, cuenta historias, y hace cosas con imágenes. Preferentemente divulgativas. A poder ser, sobre comida.

Comentarios

comentarios