Lucha contra la procrastinación: el camino para concentrarte antes de escribir

Posted on July 23, 2015

Si el escritor tuviese un archienemigo, una criptonita que entorpece sus misiones constantemente esta sin duda sería la procrastinación. La ciencia de dejar las cosas para luego es una barrera molesta para aquellos que quieren dedicarse a descubrir (y describir) nuevos mundos.

En parte la procrastinación viene motivada por la falta de concentración, o mejor dicho: nuestro desconocimiento acerca del control que tenemos sobre este concepto. Más de una vez conversando con algún amigo escritor han acabado llegando a la conclusión de que su incapacidad de concentrarse es la pala que cava la tumba de su productividad.

¿Qué podemos hacer para evitar que eso suceda? En realidad muchas cosas, para empezar algo bastante simple: no podremos estar concentrados hasta que no dejemos de estar distraídos. Parece una obviedad pero en realidad es la clave. Las nuevas tecnologías no ayudan demasiado a quedarnos a solas con nuestra mente, todo es social, estamos en constante contacto con personas aunque sea a través de nuestro teléfono móvil: debemos cortar esto de raíz.

Existen multitud de aplicaciones que pueden echarnos una mano en esta difícil tarea, es el caso de Pomodoro, una app pensada para que organices tus tiempos de trabajo y descanso. Mientras tanto evita que entres en otras páginas que no sea aquella en la que debes estar. Si buscas algo más gamificado puedes utilizar ‘A forest’ una app que nos bloquea el acceso al smartphone a través de un juego, debes seleccionar el tiempo que quieres estar sin distracciones y el programa crea una semilla que se transforma en árbol siempre y cuando no incumplas tu palabra. ¡Muy motivador!

Una vez hemos logrado deshacernos de distracciones externas es muy recomendable hacer de nuestro sitio de trabajo un lugar confortable. La televisión, la consola, la radio no son de gran ayuda en estos casos. Necesitas un cierto silencio (o música que te motive), toda la luz posible y un cierto orden.

Ahora vamos con la parte más importante, tu cerebro. Te recomiendo entrenar tus capacidades cognitivas con programas de entrenamiento online como es el caso de Cognifit, encontrarás muchos elije el que más te motive. A fin de cuentas piensa que si entrenas otros músculos de tu cuerpo tu cerebro también necesita estar entrenado y preparado para esos momentos en los que necesites una alta concentración.

Además puedes complementar estos ejercicios específicos con otros que son muy beneficiosos para aclarar tu mente, por ejemplo jugar a videojuegos. Según un estudio de la Universidad de Rochester aquellas personas que juegan mejoran su atención selectiva visual, son más receptivos a los estímulos y más eficientes al utilizar sus recursos de atención y concentración. También el yoga y otras formas de meditación mejoran a largo plazo nuestra capacidad de atención.

Una vez tengas todo esto solo falta que trates de organizar tu tiempo lo mejor posible. Dedícate un tiempo semanal mínimo para escribir y trata de no ser ‘demasiado’ multitarea, en ocasiones esta sobre explotación física y mental nos impide concentrarnos.

Por último antes de empezar a escribir utiliza algún ejercicio sencillo para focalizarte al 100%, por ejemplo es muy útil contar hasta un cierto número, leer un capitulo de un libro o imaginarte trasladándote de un lugar a otro de la ciudad con la mayor cantidad de detalles posibles.

¡A escribir!

25 horas al día dedicada a escribir. Periodista. La cultura y la tecnología me provocan delirium tremens, prefiero no abstenerme.

Comentarios

comentarios