¿Qué podemos esperar de “Harry Potter and the Cursed Child”?

Posted on February 16, 2016

Hace muy pocos días saltaba la noticia, ¡habrá un octavo libro de Harry Potter! Empezamos a hiperventilar, buscamos como locos información en Google y las redes sociales, ¿será una broma? No, no puede ser una broma, lo han publicado en Pottermore. Tiene que haber gato encerrado, ¡algo tan maravilloso no puede ser verdad!

Y, de repente, ahí estás tú, desempolvando tu vieja túnica de Quidditch, cogiendo el primer palo que ves por la calle y agitándolo enérgicamente a ver si sale un poco de magia, vuelves a esperar tu carta de Hogwarts aunque ya hayas acabado el instituto. 

Pero, espera, espera, te acabas de dar cuenta, ¿de verdad es necesaria una continuación de la saga que ha marcado nuestra infancia y, prácticamente, nuestra vida? Igual que la Cámara de los Secretos nunca debió ser abierta, un libro basado en el epílogo terrible de Las Reliquias de la Muerte nunca ha debido ser escrito ni publicado. Es cierto que es mucho más horrible en la película que en el libro, pero todos sabemos que la saga merecía terminar con la muerte de Lord Voldemort, ni una palabra más allá de eso.

Debiera o no ser escrito una cosa es cierta, todos lo vamos a leer. Es imposible resistirse a volver a Hogwarts. El primer paso es admitirlo, pero ¿qué podemos esperar de la octava y la novena parte de Harry Potter?

¿Es una novela? ¿Es un avión?

Harry Potter and the Cursed Child ni es una novela, ni es un pájaro, ni un avión, sino el guión de una obra de teatro que se estrenará el 30 de julio -coincidiendo con el cumpleaños de Harry- en Londres. La editorial se ha apresurado a confirmar que acto seguido publicará el guión en tapa dura y Rowling ha aclarado vía Twitter que no habrá una versión novelada. 

¿Un guión de una obra de teatro? Lo sé, te sientes estafado, han jugado con tus sentimientos, ¿quiénes se creen que son? ¿Qué más les daba hacerlo en novela? No piensas leerlo, después de esto no. Bueno, sólo un poco, las primeras páginas nada más. Sólo para ver de qué va y eso.

¿Lo escribe J.K. Rowling?

Sí y no. Quiero decir, Rowling no es la única autora. La acompañan el guionista Jack Thorne y el director de teatro John Tiffany. No se entiende muy bien que la autora, capaz de crear un universo y desarrollar un montón de personajes de forma autónoma en siete libros, necesite ahora la ayuda de otros dos autores para esta octava entrega.

En todo caso, ella ha dado su visto bueno y autorización, puede que le diera pereza ponerse a escribir más sagas de Harry Potter. Así que podemos decir que estamos ante un fanfic autorizado.

¿Cómo será Harry de adulto?

Esta es una pregunta que debería haber permanecido sin respuesta forever. Sobretodo cuando la respuesta es que Harry es un adulto normal y corriente y que, encima, es funcionario, ¿podría haber existido un final más triste para el héroe de nuestra infancia?

¿Recuerdas los últimos cinco minutos de Harry Potter y las reliquias de la muerte II? Esa suerte de epílogo pastelón en el que veíamos a Harry, Ron y Hermione como unos padres responsables llevando a sus hijos al colegio es un aperitivo de la nueva entrega. En Harry Potter and the Cursed Child veremos a un Potter de 36 años, con tres hijos y un trabajo en el Ministerio de magia.

¿Será un éxito?

He usado los conocimientos que adquirí en Adivinación para vaticinar que será un éxito de ventas pero no de crítica. Harry Potter nos cautivó y enamoró porque era un niño inadaptado, que no encajaba en la sociedad y descubría un mundo mágico a la vez que lo descubríamos nosotros. Funcionaba porque todo era desconocido y sorprendente, porque nosotros éramos Potter. Verlo como un adulto responsable con un trabajo ordinario y unas responsabilidades ordinarias es simplemente devastador. Es matar la magia.

¿Octava y novena parte?

Parece ser que la obra de teatro, y también los libros, se dividirán en dos partes: la octava y la novena. No es de extrañar ya que las dos últimas entregas de la saga de películas: Harry Potter y las reliquias de la muerte parte I y II tienen el dudoso honor de haber sido pioneras en la desaconsejable moda de trocear libros para dividirlos en varias películas y aumentar la recaudación.

Por lo tanto, esta decisión obedece más a motivos económicos que artísticos.

Harry Potter en la actualidad

Quizá por la existencia de teorías de los fans, quizá por la insistencia de la prensa, la escritora ha terminado hablando más de la cuenta. En una ocasión dijo que Dumbledore era gay, cosa que en ningún momento sugiere en la saga. En otra confesó que se arrepentía de no haber emparejado a Harry Potter con Hermione.

Nada que objetar, ambas habrían sido dos líneas argumentales interesantes en su obra, pero no las quiso explorar en su momento. No ha sido buena idea cuestionar su propia obra una vez escrita y leída.

Sin embargo, lo mejor que nos ha dado Rowling después de la saga es, sin duda, la web Pottermore. El lugar donde nuestros sueños mágicos siguen viviendo y, lo mejor de todo, dónde podemos hacer un test muy fiable que nos dice a qué casa de Hogwarts pertenecemos.

Después de saber todo esto una cosa está clara, leeremos estas nuevas partes y todas las que estén por venir, porque Harry Potter es parte de nuestra vida y, a nadie le amarga un poco de magia ;)

Hago el ganso, fotos y, a veces, escribo.

Comentarios

comentarios