Recomendación V – Maus

Posted on March 25, 2015

Cuando hablamos de literatura no tenemos por qué limitarnos a considerar únicamente la narrativa de ficción en prosa. Existen otras manifestaciones literarias puras, ya sea a través del verso y la poesía; el teatro o la lírica. Además, con el paso de los tiempos, nacen nuevas expresiones híbridas combinadas con otras artes y disciplinas, que amplían las posibilidades artísticas que la literatura ofrece y sus horizontes.

Una de ellas es el cómic. Denostado durante sus orígenes, siendo considerado una actividad marginal o menor, aún hoy es asociado por muchos únicamente con el mundo “nerd” y el consumo frenético de historietas de superhéroes por parte de lectores anclados mentalmente en la eterna adolescencia. Estos errados prejuicios no hacen justicia a una actividad que es considerada popularmente como el octavo arte y que aúna de forma brillante narración, dibujo, pintura y cinematografía en un mismo soporte.

Lo cierto es que el mundo del cómic atesora verdaderas obras de arte, tanto en el género de superhéroes como en todos los demás que están disponibles para el lector. Hoy no puedo dejar pasar la oportunidad de dedicar una entrada en este blog a una novela gráfica perteneciente a ese tipo de cómics destinados a remover la conciencia social y perpetuar la memoria. Es la conocida historieta “Maus”.

El autor de “Maus”, Art Spiegelman, pertenece a una familia de judíos de origen polaco que emigró a Estados Unidos tras los hechos acontecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Los padres de Spiegelman sufrieron de primera mano la persecución y posterior holocausto de judíos en Polonia por parte de los nazis. A finales de los años 70, a Spiegelman se le ocurre acudir a casa de su padre con una grabadora para que le relate su experiencia durante aquellos años trágicos y horribles. Su madre ya no podría ayudarle, se había suicidado años antes víctima de una depresión que arrastraba desde aquella época oscura, en la que además murió uno de sus hijos.

De estas entrevistas de Spiegelman con su padre, surge la novela gráfica “Maus”. En ella se recogen dos hilos argumentales que se entrelazan alternativamente: por un lado, y como eje central, el relato de Vladek, el padre del autor, explicando su vivencia y, sobre todo, supervivencia durante el holocausto. Y por otro lado, la historia en el presente de Spiegelman mientras da forma a la obra, centrándose en la relación con su padre y sus pensamientos sobre el suicidio de su madre y el hermano difunto que nunca llegó a conocer.

La narración principal, la de su padre Vladek, es un relato crudo y cruento más sobre el holocausto, pero terriblemente original. Spiegelman recurre a retratar a los personajes como animales antropomorfos, tal y como ocurre en las fábulas infantiles. Así, por ejemplo, los judíos son ratones; los nazis, gatos; los polacos, cerdos; y los franceses, ranas. Este recurso difumina la identidad de los individuos participantes e impulsa su identificación como grupo, como masa. Los ratones son despreciados y asesinados vilmente como alimañas, todas con la misma cara, distinguibles solo por un número, la vestimenta o como mucho, su nombre.

diez-cosas-que-deberias-saber-demaus-L-p399IQLa historia de Vladek cubre un periplo de varios años, desde antes del estallido de la guerra, cuando comienza la represión nazi; pasando por los primeros compases del conflicto y el inicio del holocausto en sí, llegando a convertirse en prisionero en el campo de concentración de Auschwitz. La narración de Vladek es profusa en detalles y anécdotas crueles sobre el trato dispensado por los alemanes a él y sus congéneres y sobre el sinsabor de lo peor de la condición humana. Así por ejemplo, cuando Vladek es testigo de cómo se retuerce compulsivamente un hombre al ser ejecutado de un disparo por un soldado alemán, él compara esa agonía con una imagen que tiene grabada en su memoria, la de un perro rabioso que fue abatido por un vecino suyo en la época en la que era un muchacho y todavía vivía en el hogar familiar.

La supervivencia de Vladek es angustiosa, llena de momentos en los que la salvación aparece en el último instante o por la benevolencia del destino. Su inteligencia y capacidad de actuación también es un hecho diferencial, resultando hasta macabro comprobar cómo él salva la vida por una decisión puntual mientras otros muchos la pierden en su lugar por optar por una mala elección. Y con todo, la frescura del dibujo, la naturalidad de Vladek a la hora de relatar los hechos a su hijo y la atmósfera de fábula que emana de esta novela gráfica, aportan ciertas trazas de humor negro y optimismo vital.

Si se presenta la ocasión, da una oportunidad a esta historieta y al mundo del cómic en general. Hasta en los lugares más inesperados pueden encontrarse brillantes piezas de literatura para todos los gustos.

Amante de las letras profesional y escritor amateur. Comparto mi idilio con la literatura en sttorybox.com

Solo soy infiel a la escritura cuando me cruzo con el maravilloso mundo del cine y el dibujo.

Comentarios

comentarios