Un comienzo difícil: 9 escritores que fracasaron en sus primeros pasos

Posted on December 22, 2014

Si la semana pasada dedicábamos un post a presentar una serie de novelas que nos conquistaron por su primera página, hoy nos gustaría rescatar la temática “inicios” pero para hablar de aquellos que no fueron ni tan sonados ni tan brillantes: los comienzos literarios de 9 famosos escritores que fueron rechazados en sus primeros años.

Sabemos mucho acerca de los grandes éxitos de los autores más reconocidos de la historia: premios otorgados, títulos asignados, copias vendidas… Basta con hacer un par de clics y toda trayectoria literaria parece un ascenso desde el éxito hasta el reconcomiendo mundial. ¿Es eso realmente así? Echando un vistazo a los testimonios y memorias de autores como Rudyard Kipling, Marcel Proust o Stephen King hemos descubierto que su carrera dista mucho de haber sido impulsada por un mecenas que los apostó por ellos desde el principio. Su trabajo y su legado es el resultado de años de lucha constante por hacerse un hueco en el mercado editorial.

Pero no son los únicos. Si quieres saber más acerca de cómo fueron los inicios de algunos de los más aclamados escritores de la historia, te invitamos a que sigas adelante.

segundaimagen

William Golding: ¿Quién no ha leído “El señor de las moscas” en el instituto? Es probable que William Golding llegara a pensar más de una vez que nadie lo haría. El manuscrito del libro fue rechazado 21 veces antes de que finalmente fuese publicado en 1954. Hoy en día, la obra del autor británico está reconocida como un clásico de la literatura inglesa de postguerra y Golding puede presumir de haber sido galardonado con un Premio Nobel de Literatura.

Alex Haley: El escritor afroamericano escribió día tras día durante 8 años antes de publicar, en 1976, Raíces, una novela en la que ahonda en sus orígenes africanos y en la que narra la historia de su familia, remontándose al secuestro y venta de Kunta Kinte. La constancia de Haley se vio finalmente recompensada: Raíces fue publicada en 37 idiomas y adaptada a la televisión con gran éxito.

Luis Borges: El reconocido escritor latinoamericano tuvo más de un problema a la hora de encontrar editores extranjeros que publicaran sus obras fuera de sus fronteras lingüísticas. La literatura de Borges fue tildada de “totalmente intraducible”, aunque no lo sería tanto, dado que actualmente podemos leer al autor argentino en más de 25 lenguas.

Agatha Christie: ¿Sabíais que las obras de Agatha Christie acumulan un volumen de ventas solo equiparable al de Shakespeare? Más de un editor debió arrepentirse de las negativas enviadas a Christie durante los 4 años que pasó intentando publicar alguno de sus libros. Hasta la fecha, se estima que sus  novelas policiacas han vendido más de 4000 millones de copias.

Marcel Proust: La experiencia literaria de Proust es un ejemplo muy claro de éxito póstumo. El escritor francés pasó 20 largos años dedicando su vida a la escritura sin ningún éxito. La primera parte de su saga de novelas En busca del tiempo perdido fue rechazada tantas veces que el propio autor pagó sus gastos de publicación.  El primer reconocimiento público a la obra, un premio Goncourt concedido a la segunda parte, no le llegó hasta los últimos años de su vida. Lo que lamentablemente Proust no pudo llegar a ver fue como su extensa heptalogía se convertía en un referente no solo en literatura, sino también en filosofía y arte.

 William Saroyan: probablemente el autor que tiene el récord en negativas recibidas. Antes de que obras como La comedia humana se convirtieran en bestsellers, Saroyan recibió más de 7000 rechazos tratando de publicar su primer relato corto.

Stephen King: El “maestro del terror” escribió 3 novelas antes de empezar a darle forma a la primera que sería editada, Carrie. No obstante, no se sentía muy motivado con el proyecto, por lo que llegó a tirar a la basura las primeras páginas del manuscrito. Tabitha Spruce, su esposa, rescató las hojas e instó a su marido a continuar. Una vez terminada, Carrie tampoco fue acogida con mucho éxito. “No estamos interesados en ciencia ficción que tenga que ver con utopías negativas, no venden.” fue una de las críticas más llamativas que recibió antes de que una editorial se interesara por ella. Parece que el mundo y la visión acerca de las utopías negativas debieron cambiar, porque el escritor norteamericano ya ha vendido más de 350 millones de copias y Carrie cuenta actualmente con 2 adaptaciones cinematográficas.

John Kennedy Toole: probablemente el caso más dramático de esta lista. El escritor estadounidense se suicidó en 1969, a la edad de 31 años, tras escribir La conjura de los necios y ser incapaz de publicarla. Después de su fallecimiento, su madre consiguió el interés de los editores después de mucho insistir y la novel fue publicada con gran acogida en 1980.

Rudyard Kipling: para terminar, nos gustaría cerrar esta lista con nuestro caso favorito: el del autor británico Rudyard Kipling. El creador de El libro de la selva recibió la siguiente carta de rechazo de San Francisco Examiner: “Lo siento Sr Kipling, pero sencillamente no sabe usted usar el idioma inglés”. A pesar de esa presunta incapacidad, Kipling recibió el Nobel de Literatura en 1907, a los 42 años, convirtiéndose en el primer escritor británico con dicho reconocimiento y en el autor más joven de la historia en conseguirlo.

Una gran trayectoria no está reñida con un gran comienzo. Desde Sttorybox nos gustaría invitar a todos aquellos escritores que se niegan a rendirse a convertir esta lista de nombres, anécdotas y rechazos en un pequeño manual de perseverancia.

Soy algo que redacta, cuenta historias, y hace cosas con imágenes. Preferentemente divulgativas. A poder ser, sobre comida.

Comentarios

comentarios